Subiendo, bajando

Por Kate Everett-Allen.

Las últimas investigaciones de Knight Frank sobre los mercados inmobiliarios residenciales prime más importantes del mundo revelan una brecha considerable (y cada vez mayor) entre los primeros y los últimos de la lista.

El valor de los principales mercados residenciales prime a nivel internacional registró una ralentización del crecimiento en 2016, según el Índice Internacional Residencial Prime (PIRI, por sus siglas en inglés) de Knight Frank, que recoge el valor de las viviendas de lujo en 100 mercados clave de todo el mundo.

De media, los valores aumentaron un 1,4% en 2016 en comparación con el 1,8% registrado en 2015. No obstante, el PIRI 100 muestra también una enorme brecha de 49 puntos porcentuales entre el primer puesto y el último, en comparación con los 45 de 2015. A la cabeza de la lista se encuentran ciudades de China, Nueva Zelanda, Canadá y Australia, mientras que mercados dependientes del petróleo, como Moscú o Lagos, se sitúan en la cola.

De las localidades incluidas en el PIRI, el 61% registró un crecimiento de precios nulo o positivo en 2016, frente al 66% del año anterior.

Junto con el ligero descenso en el incremento del precio medio que ya se ha indicado, esto apunta a una ralentización marginal en el comportamiento de los mercados residenciales de lujo de todo el mundo. Ahora bien, hay unos cuantos alumnos aventajados que pillarán por sorpresa incluso a los inversores más experimentados.

Las ciudades de China se han visto catapultadas hacia la parte más alta de la lista: Shanghái, Pekín y Cantón reclaman los tres primeros puestos y superan, todas ellas, el 26% de crecimiento interanual.

El ganador del año pasado, Vancouver, se situó de nuevo entre los mejores resultados, pero con una marcada diferencia de un semestre a otro para la tercera ciudad más poblada de Canadá. El volumen de ventas se fue incrementando cada vez más hasta el verano, antes de ralentizarse y finalmente experimentar un descenso después de que la provincia de Columbia Británica impusiera un impuesto del 15% a los compradores extranjeros en agosto. Los precios prime cerraron el año con un aumento del 15%, bastante por debajo del incremento del 25% registrado en 2015.

Londres, donde muchas de las grandes fortunas del planeta poseen una vivienda, descendió puestos en las clasificaciones PIRI, y sus precios prime disminuyeron un 6,3% interanual. Nuestros datos muestran que lo que frenó la demanda fue el aumento del 3% del impuesto sobre actos jurídicos documentados para las segundas viviendas, introducido en abril de 2016, más que la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

No obstante, el último periodo de 2016 experimentó un repunte del volumen de ventas y mejoró el sentimiento general a medida que el mercado se adaptaba a la nueva carga fiscal.

¿Y qué pasa con el resto de núcleos financieros de mayor peso del mundo? 2016 no ha sido un año fácil para Nueva York. La solidez del dólar estadounidense le negó parte del interés de los inversores extranjeros, y la entrega de numerosos proyectos de lujo ayudó a inflar la oferta. Sin embargo, a pesar de que el volumen de ventas descendió, los precios han demostrado una buena resiliencia.

Se espera que el presidente Trump lance un programa de estímulos fiscales, reducción de la regulación e inversiones en infraestructuras, lo que alienta a pensar que hay posibilidades de que el crecimiento sea mayor en 2017.

 

Email to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn