Wealth Snapshot

Por Andrew Shirley.

Los datos extraídos de las investigaciones de Knight Frank ofrecen una perspectiva muy reveladora sobre el comportamiento de los españoles con alto poder adquisitivo.

The Wealth Report, el informe que publican anualmente los departamentos internacionales de Research de Knight Frank, está lleno de cifras interesantes; no obstante, las más fascinantes se encuentran en los resultados de su encuesta anual sobre comportamientos, la Attitudes Survey. Se basa en las respuestas de los asesores de patrimonio y banqueros privados más importantes a escala internacional y presenta un análisis en detalle de las vidas que llevan las personas más ricas del planeta, desde sus decisiones en materia de inversiones hasta el colegio que eligen para sus hijos.

Este año hemos desglosado las cifras a nivel nacional para varios países, entre ellos España. ¿Qué nos cuentan estas cifras? ¿Los españoles con alto poder adquisitivo han adoptado comportamientos diferentes a los del resto de grandes fortunas del mundo?

Para empezar, echemos un vistazo a los factores fundamentales que influyen en su gestión del patrimonio y de las inversiones.

Conservar la riqueza

A nivel europeo y mundial, la "conservación de la riqueza" se consideró, como quizás era de esperar, como el factor fundamental. Sin embargo, mientras que el 66% de los encuestados internacionales y el 77% de los europeos la situaron como uno de los 5 factores más importantes para sus clientes, el 89% de los españoles la catalogó como crucial, un nivel solo superado por Sudáfrica.

Esta tendencia conservadora se ve reforzada por el 79% de los encuestados españoles que respondió que "minimizar el riesgo" era muy importante y por el 74% que hizo lo propio respecto a "diversificar la cartera".

A nivel europeo, estos factores gozaron de una trascendencia muy inferior. No obstante, parece que la generación más joven adopta un enfoque ligeramente distinto. Cuando preguntamos cuál era el factor fundamental para los clientes millennial (los que han alcanzado la mayoría de edad desde el 2000), casi tres cuartas partes de ellos respondieron que el "crecimiento del capital".

En términos de propiedad inmobiliaria, España sigue la tendencia mundial por la que las personas con alto poder adquisitivo poseen de media tres viviendas. Sin embargo, los españoles parecen estar más a gusto en su país: cuando se preguntó a los encuestados si sus clientes estaban pensando adquirir otra vivienda durante los próximos años, contestaron que solo el 16% estaba buscando algo en el extranjero, en comparación con la media europea del 25%.

Email to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn